Últimas noticias

Los riesgos de conducir bajo el efecto de las altas temperaturas

Estudios realizados en Alemania demostraron que cuando la temperatura del habitáculo alcanza los 30° C se incrementan en un 20% los errores de conducción y en un 22% el tiempo de reacción. Síntomas similares a los que causa el alcohol al volante, recordó en un informe a sus asociados el Centro de experimentación y seguridad vial (CESVI).

El calor afecta la atención del conductor y ésta comienza a ser menos activa. Cuando el interior del vehículo supera los 24° C se incrementan los fallos en la conducción y hay más probabilidades de choques. Análisis realizados en el interior de varios vehículos expuestos al sol, en los días de mucho calor, demuestran que la temperatura interior puede superar entre 5° y 15° C a la temperatura exterior.

Acciones para mitigar los efectos del calor:

• Hidratarse en forma continua.

• Mantener el habitáculo ventilado.

• No realizar sobrepasos ni maniobras exigidas. El calor puede alterar la percepción de distancias y riesgos en el manejo.

• Estar atento a las indicaciones de temperatura del motor.

• Evitar horarios pico como el mediodía.

• Tratar de refrescarse en cada parada.

• No ingerir alimentos pesados.

• Usar ropa fresca y clara. No conducir con ojotas ni descalzos ya que el pie puede engancharse.

• Mantener las manos secas y limpias. No relajar la firmeza con la que se toma el volante.

• Ante el menor síntoma de cansancio o fatiga, detenerse en un lugar seguro y no continuar el recorrido.

• Regular el aire acondicionado a una temperatura de hasta 24°.

• Parar cada 100 kilómetros o cuando se perciban síntomas de fatiga, durante largos períodos de conducción.

 

Si el vehículo está equipado con aire acondicionado, lo recomendable en días de calor siempre será tenerlo encendido. Y también es aconsejable seguir las siguientes recomendaciones para que su uso sea efectivo.

 

- Ventilar el interior del auto al encender el aire acondicionado circulando un par de minutos con las ventanillas abiertas. De esta manera puede salir el calor acumulado, especialmente en los días de alta temperatura o después de haber dejado el auto expuesto al sol.

- Una vez que se logra la temperatura deseada, es conveniente desactivar la recirculación de aire. De no hacerlo así, la atmósfera interior comenzará a viciarse.

Pero si el vehículo no cuenta con aire acondicionado, entonces será fundamental seguir estas recomendaciones para mitigar los efectos del calor: hidratarse en forma continua; mantener siempre el habitáculo ventilado; evitar horarios pico como el mediodía, no sólo porque puede ser el mayor momento de temperatura alta, sino también porque si hay embotellamientos y el auto está detenido, será más difícil hacer recircular el aire del habitáculo.

Tratar de refrescarse en cada parada. Usar ropa fresca y clara. Pero no conducir con ojotas ni descalzos ya que el pie puede engancharse en los pedales.

www.seguridadvial.com.ar

Calor

Conducción responsable

 Aire acondicionado

CESVI

Todas las noticias de vialidad en el territorio argentino en un solo lugar.

---
 
© 2018 SeguridadVial.com.ar. Todos los derechos reservados.

Search