Últimas noticias

Desidia y tragedia en Ruta Nacional 22

Mirta Noemí Mayor (55) murió en uno de los accidentes más graves que se registró en lo que va del año en la Ruta Nacional 22. La mujer, oriunda de Villa Regina, viajaba del lado del acompañante en un auto que circulaba en sentido este-oeste el 5 de mayo pasado.

Minutos previos a las 19.45, en el kilómetro 1.181 a la altura de la intersección con una calle rural, el auto inició una maniobra de sobrepaso a un camión. Al mismo tiempo y de manera imprevista desde esa calle ingresó a la cinta asfáltica una camioneta, que impactó al auto. Éste último salió despedido hacia el camión, que tras el fuerte choque lo expulsó desde la cinta asfáltica hacia la banquina sur.

El siniestro fatal ocurrió en un sector sin iluminación ni cartelería. Y renovó el pedido del cuerpo de Seguridad Vial de Roca a Vialidad Nacional para que, al menos, se mejoren las condiciones actuales de señalización de la ruta para evitar más muertes.

 La muerte de Mirta fue la cuarta en lo que va del año. El 2 de febrero falleció también en el ejido de Roca, José Alberto Molinez (46), motociclista y peón rural con domicilio en Cervantes. Fue en el kilómetro 1167, cuando un auto lo impactó y el hecho fue tan espectacular que su moto quedó colgando de un árbol. Luego, el 21 de marzo, falleció un reconocido ciudadano de Cipolletti (ver recuadro). La estadística se completa con el accidente fatal que terminó con la vida de Jorge Luis Villasuso (31), que cayó de su moto por causas que se desconocen y fue arrollado por un auto que venía atrás, el 30 de marzo pasado.

  El número de hechos viales en la Ruta 22 es preocupante. En los primeros cinco meses del año ocurrieron 83 siniestros, de los cuales el 73% implicó, afortunadamente, sólo daños materiales. Pero vale resaltar que mes a mes el registro dio cuenta de unos 19 accidentes graves, que derivaron en heridos con fracturas y otras lesiones. Los hechos con víctimas fatales fueron los cuatro enumerados al principio.

 Gabriel Pino, jefe de cuerpo Tránsito Roca a cargo de la zona Tránsito Alto Valle Sur, tiene jurisdicción desde Chichinales a Allen. No duda en afirmar que los 19 kilómetros de la vía nacional comprendidos entre Cervantes y Roca son los más peligrosos. En el tramo no sólo se encuentra paralizada por completo la prometida obra de ampliar al doble la calzada, sino que también se localizan curvas peligrosas, zonas muy oscuras y se padece a diario la falta de señalización.

   “Falta el mantenimiento de la ruta en general. Están en mal estado las banquinas, falta iluminación y señalización. Por la envergadura del tránsito de esta ruta, debería estar en otras condiciones”, puntualizó Pino, jefe de cuerpo Tránsito Roca a cargo de la zona Tránsito Alto Valle Sur.

 Ante un control o cuando ocurre un choque, los mismos conductores expresan apuro. Justamente, ganar minutos los motiva a realizar riesgosos adelantamientos que constituyen junto a los excesos de velocidad, las infracciones más frecuentes en las que incurren. “La falta más recurrente es el adelantamiento en curvas. Los usuarios no se respetan entre ellos. Les pedimos paciencia para circular”.

  “No labramos actas con fin recaudatorio”, refutó el jefe y justificó que “la presencia policial es la única forma de que el conductor frene. Labramos actas con fin educativo, porque la única forma de que recapaciten es cuando se les toca el bolsillo”.

 

 

https://www.rionegro.com.ar/desidia-y-tragedia-en-los-19-km-mas-peligrosos-de-la-ruta-nacional-22-1002472/

 

Todas las noticias de vialidad en el territorio argentino en un solo lugar.

---
 
© 2018 SeguridadVial.com.ar. Todos los derechos reservados.

Search