Últimas noticias

La obra eterna de la ruta 7: Decidieron convertirla en autopista y sólo se hizo el 16%

Es en el tramo que va desde Luján hasta Junín. Aunque se preveía que los trabajos terminen este mes, apenas 31 de los 190 kilómetros están listos. Y otros 78 aún no se iniciaron. Anteayer, en una intersección, hubo un accidente con nueve muertos.

Dos circunstancias ajenas unidas por la fatalidad: un conductor negligente y la conocida neurosis argentina de la obra pública parsimoniosa. Por un lado, un viaje en camioneta hacinado, con 15 personas a bordo, varias de ellas viajando en la caja, chicos incluidos.

Por el otro, una ruta con aspiraciones de autopista en lenta metamorfosis.

El accidente a la altura de Carmen de Areco (donde anteayer murieron 9 personas), en la intersección de las rutas provincial 51 y nacional 7, puso de relieve los burocráticos tiempos de las obras viales, en especial con los cambios de gestión.

Porque para este primer trimestre del año debía estar terminado, con la forma de una fluida autopista, el tramo de 190 kilómetros que separa Luján de Junín, provincia de Buenos Aires. Sin embargo, sólo se terminaron 31 kilómetros, o sea el 16% del total.

Otros 81 kilómetros están en ejecución.

Y 78 kilómetros están como estuvieron siempre: sin obras.

La camioneta del dramático accidente (5 de los 9 muertos son chicos) iba por la ruta 51 e intentaba cruzar la 7, escenario de muchos accidentes viales, “aunque no tanto en el cruce con la 51 como en la intersección con la 41”, aseguró Marcelo Skansi, intendente de Carmen de Areco.

Fuentes de la Dirección de Vialidad Nacional admitieron que “hay una demora”. Es que, tras su asunción en 2015, el presidente Mauricio Macri se había puesto como meta para sus primeros cien días de gobierno inaugurar al menos una parte de la postergada autopista. Y así fue: en marzo de 2016 dio por terminado el tramo de Luján a San Andrés de Giles, casi finalizado desde la gestión anterior.

Pero aunque en marzo de 2019 se esperaba tener toda la autopista lista, esos 31 kilómetros siguen siendo los únicos terminados. En Vialidad aseguraron que “hay 81 kilómetros en ejecución y 78 sin iniciar por un problema con la empresa que tenía la licitación”. Los tramos “en ejecución” son Junín-Chacabuco y San Andrés de Giles-Carmen de Areco.

La firma “incumplidora” es una unión de empresas integrada por Homaq, Dos Arroyos y UCSA, a la cual se le adjudicó, en 2016, el tramo que une Carmen de Areco con Chacabuco.

Nadie pudo explicar acabadamente el conflicto. En Homaq SA explicaron a Clarín que ya están “desentendidos” de esa licitación y dijeron que debieron rescindir el contrato por problemas económicos. En Vialidad explicaron que “se trató de negociar y de sostener el contrato, pero no se pudo y ahora, cuando se termine de rescindir, se va a tener que relicitar nuevamente esa fracción de la ruta”.

Lo cierto es que entre 2016 y 2019 no hubo avances , al menos en ese tramo. En Vialidad destacaron, igualmente, que “las demoras venían desde la gestión anterior”. Y esta es la otra parte de la historia. “Según nuestros registros, todo arranca en 2007, con el decreto 11.006, que determinó que la obra Luján-Junín era 'de interés público nacional'. Esto se supone que tendría haber acelerado el proceso. Pero la obra recién fue licitada en 2014, siete años después.

Las obras nunca avanzaron de una manera sostenida y constante. Y nos encontramos con la situación en 2015 donde el avance había sido nulo, a excepción de ese tramo de Luján a Giles, donde la obra estaba avanzada, pero paralizada. El Presidente Macri, en diciembre de 2015, se comprometió, y esa parte de la obra efectivamente se terminó en marzo de 2016”, detallaron en Vialidad.

Lo llamativo es que el accidente ni siquiera ocurrió acabadamente en la zona de competencia de esa licitación “abandónica”. Fue justo en el límite con otra licitación, en este caso por PPP (Participación Público Privada), lo que abre otro capítulo en las idas y vueltas de la problemática ruta 7.

Hablamos de sólo 4 kilómetros, los que van en paralelo a Carmen de Areco, desde el cruce de la ruta provincial 31 hasta la 51. “Esos 4 kilómetros, no sabemos por qué, quedaron afuera de la licitación inicial de 2014, y por eso en agosto de 2018 fueron adjudicados por PPP”. La empresa en cuestión es Vial Andes 7.

Esto quiere decir que, si uno se parase justo ahí, en la intersección donde anteayer ocurrió el accidente, vería la mitad del cruce “en construcción”, por ser parte de ese pedacito de autopista (hacia el este). La otra mitad de la 51, hacia el lado de Chacabuco, está sin obras.

¿Quién se hubiera hecho cargo de elevar la autopista 7 o construir los distribuidores para evitar un accidente como el que ocurrió el domingo? En Vialidad no pudieron dar una respuesta: “Consultamos con los inspectores a cargo y la autopista de Vial Andes 7 va a llegar justo hasta ahí. No es claro cómo va a quedar esa intersección.

Habrá que reformularlo en la relicitación del tramo aledaño”.

 

TRAS LA “REBELIÓN CIVIL”

 

La Justicia ordenó reparar la autopista Córdoba-Rosario

 

La Justicia Federal ordenó a Vialidad Nacional y a una empresa privada que reparen la autopista Córdoba-Rosario. Fue luego de que, en febrero, el mal estado de la traza generara la desobediencia civil de cientos de automovilistas, que durante varios días se negaron a pagar en el peaje de Carcarañá, alegando que por más de 20 kilómetros el asfalto está intransitable.

Según el fallo, los trabajos de repavimentación del tramo comprendido entre los kilómetros 314 y 336 deberán comenzar dentro de los próximos 15 días hábiles, considerando el “evidente y avanzado grado de deterioro” del camino.

Todas las noticias de vialidad en el territorio argentino en un solo lugar.

---
 
© 2018 SeguridadVial.com.ar. Todos los derechos reservados.

Search