Últimas noticias

Los radares que hacen fotomultas por dentro: por qué su margen de error es ínfimo

Los cinemómetros -conocidos popularmente como radares- son equipos que generan infracciones cuando detectan que un vehículo supera la velocidad máxima permitida. Se los ve en muchas rutas del país y también en las ciudades: cada vez hay más.

En Buenos Aires, las multas pueden alcanzar los $ 85.000 y su uso genera polémica: sus defensores sostienen que sirven para prevenir siniestros y sus detractores aseguran que son “trampas cazabobos”.

En esta nota, para la que se consultó a CECAITRA (la cámara de empresas de software vial), se ofrecen diez claves para saber cómo funcionan realmente estos aparatos.

1.- ¿Qué es un cinemómetro?

Es un aparato diseñado para medir la velocidad de un objeto con respecto a un punto fijo en el espacio. Puede ser automático o manual, cuando hace falta un operador para hacer la medición. Hay equipos fijos, como los postes a la vera de la ruta; portátiles, que se colocan sobre trípodes o se sostienen con la mano y se ven en rutas del interior del país, o móviles, cuando están montados sobre un vehículo.

Estos últimos no son frecuentes aún, pero se espera que en breves los coloquen en micros de larga distancia y transportes escolares para controlar desde una base su velocidad durante todo el viaje. Los equipos, además, pueden ser monocarril o multicarril, en función de la cantidad de carriles que controle. O "clasificadores", cuando pueden discernir entre vehículos livianos y pesados, que tienen distintas velocidades máximas permitidas.

2.- ¿Cómo miden la velocidad?

Hay diferentes tecnologías. Las más comunes en la Argentina son:

Efecto Doppler: son los radares, que emiten ondas electromagnéticas que rebotan en el vehículo a medir y vuelven a la antena receptora. Y la unidad inteligente determina la velocidad.

Espiras inductivas: son bobinas que se colocan debajo del pavimento, separadas por una distancia determinada y cerca de la cámara de fotomultas. En función del tiempo que tarda el vehículo en pisarlas se calcula la velocidad a la que circula mediante una regla de tres simple.

Láser: utiliza la velocidad de la luz como constante, calcula tiempo y espacio del vehículo en dos o más ubicaciones y determina a qué velocidad se está moviendo.

Satelital: se sincroniza la hora atómica de los relojes de los satélites y la del equipo de medición. Es un método de medición sumamente preciso, pero poco usado en nuestro país.

3.- ¿Quién garantiza que la velocidad que marcó el equipo es la real?

Según la Resolución 753/98 de Metrología Legal, antes de su habilitación hay que someter al equipo a una serie de ensayos para determinar la exactitud de su medición.

El proceso de estas pruebas, que están a cargo del INTI, dura un año y se realiza en tres etapas:

Homologación: se coteja el aparato con un equipo patrón del organismo estatal, que tiene un margen de error ínfimo.

Verificación primitiva: en el laboratorio se simulan pruebas de velocidad de todo el rango para el cual el equipo fue aprobado (normalmente de 30 a 150 km/h), se verifica el software aprobado y se implantan claves de seguridad.

Calibración: una vez instalados y antes de comenzar a controlar, los cinemómetros se prueban con vehículos del INTI que pasan a velocidades programadas y registradas. Estas pruebas se hacen en la vía pública para los equipos fijos o en autódromos para equipos móviles y sus resultados se cotejan con los de cinemómetros oficiales. Si todo concuerda, se emite un informe que luego es certificado por el Departamento de Metrología Legal de la Dirección de Lealtad Comercial de la Secretaría de Producción y Trabajo.

4.- ¿Cómo se sabe que la velocidad medida es la del vehículo propio y no de otro?

Con los equipos con espiras o con el cinemómetro montado en el vehículo a controlar, no existen dudas. Si se usa el radar y en la foto aparecen dos o más autos juntos dentro del área de medición, el acta es nula y se descarta.

5.- ¿Los equipos tienen margen de error?

En toda medición lo hay. Para el caso de los cinemómetros, la normativa indica que el margen de error máximo permitido es de 3 km/h para velocidades menores a 100 km/h y del 3% para velocidades mayores a 100 km/h. Las fotomultas que se labran dentro de estos rangos no se envían. Pero esto no tiene que ver con la tolerancia del 10% respecto de la máxima, algo que en la Ciudad de Buenos Aires no se aplica pero que, por figurar en la Ley Nacional de Tránsito 24.449, genera reclamos.

6.- ¿Cómo se transforma lo que mide el equipo en la fotomulta que recibe el infractor?

Las máquinas guardan los datos encriptados. El INTI autoriza a los operadores a retirar el precinto que sella los equipos para bajar la memoria y habilita las claves secretas para desencriptar los datos, a fin de impedir la posibilidad de adulteración. Una vez obtenidas las imágenes, se pide a la Dirección Nacional del Registro Automotor la identidad del último propietario del dominio fotografiado. Después se contrastan la marca y modelo del auto informados por la DNRPA con lo observado en la imagen. Si todo coincide, se elabora el acta y se envía por correo.

7.- ¿Qué datos debe tener la fotomulta para ser válida?

En el documento deben figurar la fecha en que fue cometida la infracción -hora, día, mes y año-; el lugar, la imagen del vehículo cometiendo la infracción en la que se vea en forma clara la chapa patente; la velocidad máxima permitida en el lugar; la velocidad a la que circulaba el vehículo, y la firma de la autoridad interviniente. Además tiene que contener los datos del equipo utilizado para constatar la falta: marca, modelo o código de aprobación y número de serie y fecha de la última calibración.

8.- ¿Por qué no casi no hay fotomultas nocturnas?

Si bien los equipos de constatación están diseñados para trabajar las 24 horas, la imagen depende de la iluminación ambiente. Por eso, los únicos aparatos que pueden sacar fotos con claridad de noche son los que utilizan flash, reflectores o la luz infrarroja, que es invisible al ojo humano y no causa distracción o encandilamiento al conductor.

9.- ¿Los radares pueden activar alertas en tiempo real?

Algunos equipos pueden enviar al instante la información a un centro de monitoreo, para que las autoridades ordenen la detención del vehículo infractor en algún punto de la ruta. Pero por ahora, hay muy pocos.

10.- ¿Qué novedades tendrán las nuevas cámaras en la Ciudad?

El Gobierno porteño llamará a licitación para adquirir nuevos equipos para constatar infracciones de tránsito. El objetivo es incorporar tecnología que, entre otras cosas, sirva para detectar la velocidad por tramos - por ejemplo entre dos peajes-, o para hacer controles aéreos desde drones. También lectoras inteligentes de documentación para obtener en el acto los datos de titularidad, seguro y  VTV.

https://www.clarin.com/ciudades/claves-entender-funcionan-radares-hacen-fotomultas-exceso-velocidad_0_peSXK9iqX.html

Radares

 

Fotomultas

 

CECAITRA

 

Cinemómetro

 

 

Todas las noticias de vialidad en el territorio argentino en un solo lugar.

---
 

Nuestro newsletter

Suscribite y mantenete actualizado
© 2018 SeguridadVial.com.ar. Todos los derechos reservados.

Search