Últimas noticias

El control de vehículos playeros, otra asignatura pendiente

A raíz de la reciente muerte de una mujer que se accidentó en un UTV, un utilitario más pesado que un cuatriciclo, mientras viajaba como acompañante en Pinamar, volvió a colocarse en el centro del tapete el uso de cuatriciclos y areneros. Lamentablemente, como bien se sabe, la mayoría de los accidentes se producen fuera de los llamados corredores seguros, en zonas donde no existen controles.

Tal como se dijo en este diario, la reiteración verano a verano de accidentes trágicos relacionados en el uso de cuatriciclos y la preocupación existente en torno al tema había hecho días atrás que se viralizara un video que mostraba a esos vehículos en Pinamar que circulaban sin cumplir con las disposiciones de seguridad vigentes, con conductores sin casco y andando por lugares donde se desplazaban también peatones. Asimismo, aunque existe una nueva normativa que comenzó a aplicarse este verano para el uso de areneros y cuatriciclos, un relevamiento reciente arrojó como resultado que 8 de cada 10 personas desconoce que esa reglamentación exista. Como se recordará, el antecedente trágico más próximo también tuvo lugar en Pinamar y se llevó la vida de un chico de 7 años de edad, que estaba al volante de un pequeño cuatriciclo cuando fue atropellado por un arenero mayor que venía de saltar una duna. Eso fue en enero de 2018 y tras esa muerte se estableció una nueva normativa que regula el uso de estos vehículos, que estipula que los menores no pueden manejar cuatriciclos, sin excepción y que los mayores de 16 años tienen que tener licencia para conducir para poder manejarlos aunque sea recreativamente, además de tener que contar con elementos de seguridad como el casco. Sea como sea, según el Observatorio Vial de Cecaitra (cámara que agrupa a empresas productoras de software vial) que tuvo a cargo el relevamiento, quedó como principal conclusión que la mayoría de las personas desconocen la regulación para usar estos tipos de vehículos y que, derivada de ello, resulta imprescindible crear conciencia en la población sobre la necesidad de que la población se interese y conozca sobre las normas vigentes en la materia. Corresponde, asimismo, advertir que la circulación no controlada de cuatriciclos y areneros se presenta no sólo en las localidades atlánticas sino en ciudades y pueblos de todo el territorio provincial. Y que la cuestión se agrava año tras año, por la creciente presencia de bicicletas y monopatines a motor, entre otros vehículos cuya circulación en la vía pública no cuenta, tampoco, con reglamentaciones precisas. En el caso de los cuatriciclos y areneros, evitar al mínimo los riesgos que pueden causar, fijar las responsabilidades existentes para quienes conducen estos vehículos, así como para aquellos que los alquilan, determinar en forma fehaciente por qué lugares pueden circular y definir los resguardos que deben adoptar los conductores (como el uso obligatorio de cascos y pecheras, por caso) parecen ser, entre otros, algunos de los recaudos mínimos que los municipios deberían hacer cumplir en forma estricta.  

Todas las noticias de vialidad en el territorio argentino en un solo lugar.

---
 

Nuestro newsletter

Suscribite y mantenete actualizado
© 2018 SeguridadVial.com.ar. Todos los derechos reservados.

Search