Últimas noticias

La Ciudad, en su laberinto sin salida del tránsito vehicular

La reciente decisión de la Comuna local de ampliar en el microcentro de la Ciudad las zonas que cuentan con velocidades máximas de 30 km/h

, que, según se explicó, busca desalentar el uso de automotores así como darle mayor margen de seguridad a ciclistas y peatones, aún cuando resulte ser por ahora un programa de alcance parcial, revela, sin embargo, que se está apuntando a enfrentar el más grave e irresuelto problema que plantea en la Ciudad un tránsito al borde del colapso. El sistema ya empezó a funcionar a lo largo de calle 12, desde el parque Saavedra hasta la plaza Moreno y, también, en 53 entre las calles 14 y 19. Ahora se instalará el mismo esquema vial –que prevé la extensión de ciclovías y una velocidad máxima de circulación de 30 hm/h- en dos nuevos sectores del casco urbano. Desde la Municipalidad se informó que tales medidas tienen el objetivo de desalentar el tránsito vehicular en beneficio de las bicicletas, así como incentivar la circulación por vías alternativas y adyacencias al microcentro, en donde los conductores pueden desplazar a sus vehículos a mayor velocidad. Bien se conoce que el creciente número de automotores que ingresa en el sector céntrico de constituye una preocupación que, desde hace muchos años, no sólo desvela a los platenses sino que origina polémicas y una diversidad de proyectos relacionados a la mejor forma de enfrentar uno de los desafíos urbanísticos más complejos que se presentan. Se sabe que las sucesivas administraciones comunales impulsaron medidas que en el mejor de los casos sólo obtuvieron un éxito relativo, neutralizado en poco tiempo debido al incesante incremento del parque automotor. El dilema es fácil de definir: la cantidad de vehículos crece año tras año en forma ostensible mientras que las áreas de circulación son las mismas. En ese contexto deben ponderarse los testimonios de especialistas, coincidentes en apreciar que existe una tendencia dominante en el mundo, consistente en reducir el número de automóviles que circulan por los cascos céntricos de las ciudades. Desalentar el ingreso de autos en el centro y reemplazarlo por el uso de medios de transporte modernos y no contaminantes, rediseñar los espacios públicos y priorizar la situación del peatón y del ciclista integran, entre otras, el cuerpo de medidas que hoy promueven diseñadores y urbanistas en numerosos países. Los expertos también enfatizan en la imperiosa necesidad de que las ciudades cuenten con una suficiente oferta de playas de estacionamiento distribuidas antes del ingreso en el microcentro. De todas maneras, al margen de las singularidades de cada caso, resulta evidente y hasta casi indiscutible que el problema del exceso de automóviles es común a todas las ciudades y que no aparecen a la vista más alternativas que la de enfrentar la conflictiva cuestión y resolverla con la mayor racionalidad posible. De allí que resulte, en principio, auspicioso que se estudien y ensayen en nuestra ciudad variantes que apunten a lograr el mejor uso de la vía pública por parte de peatones y automotores. Sería ideal que, para ello, no se dejaran de profundizar estudios, acudiéndose al concurso de urbanistas y especialistas en la materia para que aporten lo mejor de sus conocimientos profesionales.

Todas las noticias de vialidad en el territorio argentino en un solo lugar.

---
 

Nuestro newsletter

Suscribite y mantenete actualizado
© 2018 SeguridadVial.com.ar. Todos los derechos reservados.

Search