Últimas noticias

Choques sin cuarentena: hubo tres por día, apenas un 8% menos que el año pasado

Para los expertos es porque se respetaron menos las reglas y la velocidad máxima. Las víctimas fatales fueron un 50% menos.

Menos autos en las calles, menos siniestros viales. Eso es lo que la lógica llevaría a pensar. Pero en 2020 todo es más complicado y las restricciones al tránsito no hicieron caer en la misma medida la cantidad de choques. Por el contrario, durante algunos meses hubo más que el año pasado, aunque el número de víctimas fatales respecto a 2019 se redujera a la mitad. Así lo revela un adelanto del informe de siniestralidad vial elaborado por el Observatorio de Seguridad Vial de la Ciudad (OSV), que depende de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña. Son datos provisorios, que serán consolidados en un informe a publicarse en abril de 2021, pero que ya permiten advertir tendencias. Y surgen tras una semana como la pasada, en la que hubo varios siniestros fatales, como el que terminó con la vida de Isaac Sus, de 4 años.  La primera que llama la atención es la pobre baja en la cantidad de siniestros viales, en comparación con lo mucho que cayó la circulación. Durante todo este año se registró apenas un 8% menos que en 2019. Y de marzo hasta ahora hubo tres choques por día, sólo uno menos que en el mismo período del año pasado. Sin embargo, el tránsito disminuyó entre el 79% y el 98%, según el medio de transporte elegido.El número de siniestros viales incluso subió por momentos: entre el 20 de marzo y el 12 de julio aumentó un 34% en relación al mismo período de 2019.  Desde el OSV destacan un factor clave para explicar estas cifras: la sensación de que, en cuarentena, la calle es de uno y de nadie más. Con menos vehículos en circulación, se registró mayor cantidad de incumplimientos a las normas de tránsito, como excesos de velocidad o pasos con semáforos en rojo. “Total, no hay nadie”, podría pensarse. Sí, hay.“De marzo a julio, la circulación vehicular bajó cerca del 90%, pero también vimos muchos excesos de velocidad, sobre todo en autopistas. Eso aumenta la gravedad de los incidentes”, explica Adriana Jakovcevic, gerenta operativa del Observatorio.Hay otro factor que podría ayudar a entender por qué no cayó tanto la siniestralidad: el vuelco a medios de movilidad particulares, no sólo autos sino también motos y bicicletas.“El transporte público es más seguro, comparado con la cantidad de gente que mueve. Sus siniestros no tienen la incidencia de los del transporte particular”, resalta Gustavo Brambati, gerente de Seguridad Vial del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI). Y agrega: “Además, quienes viajan en bici o moto están entre los actores más vulnerables del tránsito. Muchos se pasaron a esos modos y ahora están más expuestos”. Isaac Sus murió la semana pasada en Flores tras ser atropellado por Ricardo Papadopulos, que sigue prófugo. Su familia pide justicia. Foto: Juan Manuel Foglia Aunque disminuyó poco el número de choques en general, sí cayó la cantidad de siniestros viales con heridos, precisa Jakovcevic, aunque por ahora esas cifras no están consolidadas. También se redujo sustancialmente la siniestralidad en algunos puntos concretos, como la avenida General Paz, la traza más complicada en ese parámetro. Allí los siniestros viales cayeron un 58% entre 2019 y 2020.“Antes de la pandemia, el 12% de los vehículos que circulaban por la General Paz iban por la banquina, comportamiento que genera una gran siniestralidad vial. Al estar la traza vacía en cuarentena, nadie sintió la necesidad de ir por ahí”, resalta Fabián Pons, presidente del Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM). “Se colocaron radares cerca de la Riccheri y la Panamericana, lo cual también pudo haber generado una baja de la siniestralidad”, suma Brambati.Pero lo que ayuda de un lado puede afectar del otro: con la arteria liberada, aumentó la cantidad de conductores que excedían los límites de velocidad. Con todo, por ese mismo motivo, “se redujo el manejo temerario en zig zag, esquivando autos”, agrega Pons. Otro choque con final trágico en Flores. Otra variable: el hecho de que siempre se denuncian menos choques que los que efectivamente ocurren. Hasta 2020. “En condiciones normales ha habido históricamente un subregistro de siniestros simples”, remarca Pablo Rojas, presidente del Observatorio Vial Nacional.“Este año pudo haber cambiado esa dinámica y haber habido menos subregistro de siniestros, porque la gente tenía más tiempo para hacer la denuncia o quería hacerla porque de otra manera no podía afrontar el arreglo, por una lógica económica actual más ajustada -observa Rojas-. También pudo haber influido una mayor actividad de las fuerzas de seguridad, que hicieron más controles”.El número de muertos en choques es otro valor que bajó notablemente. De marzo a diciembre hubo 44, la mitad que los registrados en el mismo período de 2019, un año que ya de por sí mostró una caída histórica en ese aspecto. Las cifras de 2020 apenas superan el tercio de las de 2018.No sólo hubo menos víctimas: también hubo menos siniestros viales que hayan terminado en una o más muertes.

Fuente Karina Niebla

Accidentes Viales

Covid 19

Pandemia

Estadisticas

Anuncios - Contenido 1

Detectra - Contenido
Full Collect - Derecha

Todas las noticias de vialidad en el territorio argentino en un solo lugar.

---
 
© 2018 SeguridadVial.com.ar. Todos los derechos reservados.